En torno a Linux ha existido el mito de que es invencible frente al malware, sin embargo, la realidad es bien distinta, sobre todo en los últimos años, en los que la cantidad de malware que afecta al sistema Open Source ha aumentado de manera exponencial.

Según un informe de Crowdstrike del que se han hecho eco en Bleeping Computerla cantidad de malware que afecta a Linux ha aumentando en un 35% en 2021 comparado con los datos obtenidos el año anterior. No es el crecimiento más grande que hemos publicado a través de los medios de TPNET, ya que AV-Test indicó en un informe de 2017 que el malware contra Linux había aumentado en un 300% en 2016.

De entre todo el malware sobresalen tres familias, Mirai, Mozi y XorDDoS, que juntas han representado el 22% de todos los ataques de malware dirigidos contra Linux en 2021. El objetivo principal sigue siendo los dispositivos IoT, así que los usuarios de escritorio no tienen por qué alarmarse, al menos de momento.

Mirai es todo un veterano entre los malware dirigidos contra Linux. Habiendo sido descubierto en el año 2016, es un potente troyano que, al menos en su forma original, fue creado con el fin de comprometer dispositivos IoT para sumarlos a una botnet orientada a lanzas ataques DDoS. De hecho, fue lo empleado para el ataque DDoS llevado a cabo contra las DNS de Dyn, una acción con la que se consiguió tumbar importantes sitios web como PayPal, Amazon, Twitter, Netflix, Spotify, Airbnb, Reddit y SoundCloud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.